sábado, 19 de noviembre de 2011

Los problemas estructurales y conceptuales del baloncesto FIBA

Tambores de guerra llevan sonando desde tiempos inmemorables con esto de las audiencias de la liga ACB, o Liga Endesa, como queramos llamarle. Con esto de internet todo es más fácil, más práctico, y se está más al tanto de todas las noticias que van surgiendo. Redes sociales como Twitter son un constante foco de debate sobre infinidad de temas. Uno de los que más está de moda últimamente es el de las bajas audiencias televisivas que cosecha TVE con la liga ACB.

Digamos que, puede haber decenas de razones por las cuales este producto no acaba de calar en el público como a muchos nos gustaría. Uno de ellos es la escasa publicidad que recibe la liga de manos del canal que posee los derechos televisivos. Me sigo preguntando por qué no venden la ACB como si lo hacen con las motos, comenzar las secciones deportivas con basket, una publicidad más agresiva, los comentaristas narrando desde el recinto, y quizá un cambio horario en el partido de la jornada, (pasándolo al domingo mediodía) sería una fórmula algo más eficaz. Es evidente que si comparamos ambos productos, la diferencias son más que notables si hablamos de despliegues  Por tanto podríamos decir que ahí, hay una clara falta de compromiso con el deporte de la canasta.

El análisis del anterior párrafo es tan evidente como indignante, pero ceñirnos solo a los errores de TVE sería totalmente injusto, e incluso inmerecido. Resulta curioso que  parte de la prensa deportiva de este país reparta palos para los que gestionan nuestra liga de baloncesto en la televisión pública. Piden constantemente que se promocione con más ferocidad el basket, para, a continuación  cuestionar la calidad de la liga Endesa, agrgumentando que es aburrida porque se anotan pocos puntos, defendiendo la NBA como modelo de juego perfecto. Claro, como si la liga norteamericana fuese mejor en cuanto enseñanza de fundamentos técnicos y de conceptos tácticos, e incluso, como si en la actualidad fuese una liga de equipos muy anotadores, como antaño, ¡Que hipocresía!, la misma hipocresía que vender que en Europa en la actualidad la anotación es más baja que hace hace años. Pues hablarán de los años 80, porque lo que son los 90, las anotaciones no han sido precisamente muy altas en comparación con las actuales. Vamos, que me da a mi que el tema de anotaciones no es el motivo de los pobres datos de share. *Más abajo comentaré el gran problema de todo esto.

Tampoco dejo de asombrarme al leer a periodistas, y ex periodistas de Sogecable. Ellos, como es lógico, defienden la gran labor realizada por Canal + cuando ésta adquirió los derechos de la ACB. Y es cierto, con ellos al frente de las retransmisiones se vio la mejor realización hecha nunca en este país con el baloncesto. Hasta ahí podemos estar de acuerdo. Pero lo que no dicen es que las audiencias esos años fueron paupérrimas, y por tanto de nada valió ese despliegue. Demostrando que privatizar nuestro baloncesto no es positivo para el gran aficionado, y nunca lo será.

Antaño se vivía con mucha devoción nuestras competiciones, la NBA en los 80 -en pleno proceso de expansión por nuestro continente-  era seguida solo por una minoría. Digamos que nosotros atendíamos principalmente a lo nuestro. Pero ¿por qué esto ha cambiado con el paso de los años y de las generaciones? pues a mi entender, porque la NBA ha sabido transmitir a lo largo de dichos años un mejor marketing que la FIBA, porque es una liga pensada para el lucimiento individual, para que los jugadores gocen de una anarquía en la pista que no tienen fuera de su baloncesto, y eso, queramos o no, llama mucho más la atención, captura a la gente más joven. La ACB ha ido evolucionando constantemente en aspectos tácticos, eso a restado aficionados. Lo contrario que la NBA, que los movimientos ofensivos están limitadísimos, y el juego se hace muy monótono. La diferencia es que una liga vende estrellas, la otra vende un baloncesto más puro.

*Antes dije que iba a contar, a mi juicio, el gran o los grandes problemas que padece este deporte en Europa. Bien, la estructura reglamentaria en la que está sustentada el baloncesto FIBA está parcialmente caduca. El juego de hoy en día es más físico que el de antaño, y lejos de que los árbitros sean más permisivos en los contactos, body cheks, bloqueos indirectos, lucha por la posición, etc, vemos constantemente como los colegiados para los partidos de forma, en muchas ocasiones absurda. Se paran los contraataques con faltas que nunca son castigadas con antideportivas salvo que sean el último jugador. Como dice Aíto García Reneses, estas reglas "duermen el juego", y para mi esa es la clave. El reglamento actual no favorece a dar dinamismo al juego moderno, eso ciertamente convierte muchos partidos en aburridos, porque nunca se llega a alcanzar un buen ritmo para que los jugadores se sientan plenamente "calientes" sobre el parquet.

Muchas pequeñas cosas que se deberían cambiar, además de muy fácil aplicación. En manos de la FIBA está el seguir modernizándose como ya se con otra reglas. De lo que no me cabe duda es que nuestro baloncesto sigue siendo maravilloso, aunque no esté muy de moda decirlo.

Una pregunta, si no nos gustan los tanteos bajos ¿como es que en el pasado Eurobasket la selección de Macedonia cautivó con su juego a todos los aficionados pese a tener poco talento anotador? Dicho, y preguntado queda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada